Now Playing Tracks

Soy agua

Soy agua, sólo me llevó 16 años darme cuenta. Porque cuando me preocupo no soy más que alguien insípida, incolora, casi invisible, calma, quieta, muda, evaporable, sin sentimientos.
Soy agua porque cuando un viento se acerca, hace de mí un gran remolino. Gira, no para, destruye, desarma.
Soy agua porque con el calor que intenta separarme, hacerme volar, ser aún más invisible, me puedo volver algo increíble. Con formas de nube puedo cambiar, parecer dulce, alegre, disfrazada en una blanca y pura nube, pero en aquel momento que el calor se da vuelta, como un cuchillo por la espalda caigo en forma de lluvia, con una fuerza impresionante. Como si jamás me hubiera vengado. Como si jamás hubiese cumplido mi límite de estabilidad.
Soy agua porque puedo ayudar. Puedo hidratar a alguien a quien quiera, tan sólo con un consejo, un abrazo, una mirada, o un poco de silencio. Y es que el agua hace todo eso, viéndola con su belleza dice tanto; al sumergirte te abraza; te observa mientras en un día caluroso se vuelve indispensable; y nuevamente es muda. Las no palabras se vuelven entonces más que una, más que dos, y posiblemente más que todas las que existan.
Soy agua. Porque soy simple a la vista, pero si con cuidado miran soy un mundo. Todo es un mundo. Es un mundo para diferentes ojos. Cada par proyecta un mundo enfrente. El mundo donde lo más profundo del dueño cree vivir.

Para el futuro

No, esto no es ningún mensaje a la Dafne D’Amico del futuro. Y no, tampoco es esto uno de mis textos. Creo que ya es repetitivo leer una y otra vez lo que escribo siempre, lo que escribe siempre aquella que yo creo una futura loca. Tengo que escribir mientras no haya perdido del todo mi cordura.
Querido futuro:
El mundo hoy es hermoso. Si, hermoso digo, esa clase de hermosura que sólo ven algunos ojos. Los ojos de la gente afortunada como yo. La gente se preocupa, cree que el futuro, vos, va a ser aún peor. Que el calentamiento global nos va a matar a todos los nuestros y a aún más. ¿Sería triste si eso ocurriera no? También es feo en este mundo que personas mueran día tras día por hambre, por no haber cura para algunas enfermedades, por cirugías mal hechas, por la droga, por el alcohol, por el suicidio. No pasa mucho tiempo entre un suicidio y otro. Este mundo los causa. La Tierra alguna vez creó aquella celula, y de esa célula poco a poco llegamos a cada humano que destruye el alma del otro. O tal vez el suicidio no sea por otros, tal vez solo sea un acto imprudente, o por ahí tenga que ver con alguna enfermedad. El punto es que no hay acción más triste que matarse, quitar esos pensamientos de una cabeza, deshacerse del amor, la tristeza, la envidia, el color de ese alma. Es decirle un chau al mundo. No se puede decir al mundo chau en 0.0000000001 segundos o si?
Señor futuro, la tecnología está buenísima ahora, tenemos cada vez más cosas, espero que no vivas el exceso de la máquina. Suerte con eso.
Futuro, ¿sabés qué? La mujer esta muy bien acá. En mi país y en muchos otros la mujer y el hombre en teoría somos iguales. Por desgracia en otros lugares donde la cultura es muy diferente no es tan así. ¿Sabías que aún hay lugares donde no se permite el matrimonio entre dos hombres o dos mujeres? ¿O la poligamia? ¿Ya se puede estar unido legalmente con dos personas o más? ¿Sabías que ya un beso no significa nada? ¿Que no es más que algo físico para muchos? ¿Que para tantos no es diferente a un abrazo, o hasta una conversación?
Qué raro el presente, señor futuro. Señor futuro del futuro del futuro, ¿nosotros aún existimos? ¿Qué fue de mi vida? ¿De verdad me volví loca? ¿Terminé sola? ¿Finalmente aprendí algo de la vida?
Vos no me podés responder esto, vos aún no existís, cuando existas ya no vas a poder responderme. Yo no voy a ser más que otro pasado.
A la vez existís todo el tiempo. Ahora en exactamente 0,00000000000000000000000…0001 segundos vas a estar acá. Pero no vas a tener estas respuestas, y no sos el futuro que busco, sos un futuro chico, un futuro junior, no sabés contestarme, no tenés idea de estas cosas, sabés únicamente lo que yo sé.
Estás en todas partes, tranformándote de futuro a presente, y de presente a pasado. No sos más que un cambio vivo.
Te deseo lo mejor señor futuro. Te mando un saludo grande y mis mejores deseos.
Abrazos de una profesional.
Dafne, la futura escritora con la mente desorganizada.

Cory se fue

Cuando escuchas que alguien muere es como una especie que parálisis cerebral: sabes que murió, sabes que es triste, pero no va más lejos el pensamiento. Cuando te pones a pensarlo de verdad notas que es mucho más, que es triste, que significa mil y una cosas. Que esa persona ya no siente, que esa persona no se va a mover nunca más, que esa persona no va a sentir sabores, ruidos, no va a poder ni ver ni tocar. Todo desaparece. Ya no tiene ningún sentido. Esa persona se fue. La vida se fue, dejo la cáscara, se fue lo que rellenaba esa cobertura. La cáscara ya no es más que un recuerdo, es sólo otra cáscara, esperando para irse también. La vida se fue injustamente, sin advertencia, repentinamente, como si fuera una emergencia, se fue, quedo su espíritu, no en este mundo, sólo en nuestra realidad.

Último texto para vos que supongo que sos un idiota

Este chau es para siempre. Este chau significa que no pienso hablarte más. Si te digo algo es porque te respondo. Me parece una cosa estúpida mandarte lo que sea, dirigirte la palabra. Como si cambiara algo. Sólo hace que sacie la necesidad esa que me agarra, ese nudo en la garganta que sólo se desata de ese modo. No pienso recordarte. No pienso pretender que te conozco, si quiera que te conocí. Si alguna remota vez cruzarás intencionalmente mi mente sería únicamente porque alguna lejana vez hablamos, nos vimos la cara y pretendimos saber algo. Pero cada uno es un mundo. Sólo sabes que hago, no sabes quien soy, no descubriste ni la mitad de mi, soy un secreto que guardo. Vos sos un misterio algo que nunca término de existir. Espero hoy borrar tu número. También en este día borrare todo rastro de alguna marca de mensaje. No quiero verte nunca más.
Nunca me lastimaste. No pretendo que me entiendas. Nunca te quise. Nunca nos quisimos.

Colorada

Con aquella gota que caía de la canilla ella entendió la seriedad de lo que había hecho. Pero que había hecho Luisa Márquez? Desesperada, corrió por la casa, sin destino alguno. Deseo al pasar nuevamente por el extenso pasillo que todo sea parte de su imaginación pero aquel charquito seguía ahi, no como el recuerdo de lo sucedido.

36 grados centígrados

Aun siento los brazos tibios. Es raro en mi aquel estado. Sea por mi mala circulación o tal vez porque estoy solo un poco viva, siempre estoy helada. Es increíble que con el frío aire acondicionado todos estén a una baja temperatura, pero al mínimo roce, es evidente quien es la congelada.
También es impresionante como cada día que pasa estoy más pálida. Ya ni los famosos autobronceantes hacen efecto.
Cada mañana me despierto pensando en que tengo que correr, mis piernas al igual que todo mi cuerpo responde un buen rato después, pensando en ir a lavarse la cara, cepillar los dientes, sonreír y maquillarme. Ya frente al espejo veo como mis rasgos se hacen puntiagudos, como mis ojos se achinan clavándose en mi rostro, la manera en la que mis labios se afinan y se desvanecen en las comisuras, al igual que mi mandíbula se pega tiesamente a mi piel como sí cada noche su tamaño aumentara.
Se perfectamente que me toman por loca, también puedo afirmar que soy la rara. La cuestión es que no todos lo ven. Para mi estoy muriendo. Es como sí el segundo en el cual el corazón y el cerebro se detienen estuviera siendo prolongado unos cuantos años. Casi eterno es cada minuto, por ahí porque lo veo todo, mi pasado aparece avisándome algo, recordándome aquel error o mostrándome aquel buen momento en el que la pasaba tan bien comiendo las papas fritas hasta reventar. En el momento en el que pienso en mi pasado en general y no en hechos me doy cuenta de lo rápido que parecería haber pasado aunque mi mente me diga que ese minuto del 20-08-1997 aún no había terminado, que lo rápido no existe ya, que es una muerte en cámara lenta y que también la cuenta regresiva se comienza en un número infinito estos días.
Mi momento de temperatura casi normal, tibia duro lo que un suspiro, ese momento de vida pura y feliz fue utilizado en algo nuevo, en pensar en el hoy, en quien soy ahora, en con quienes pasó mi vida desde que cambie de escuela, en lo bien que todo puede estar. De ese modo intentó eternizar el momento.

Soy una escritora

Puedo no tener muchas cosas. Puedo no tener el talento. Tal vez no tenga todo el tiempo del mundo. Por ahí jamás vaya a conseguirlo. Pero hay algo que yo no dudo, que tengo pasión por escribir.

Yo soy una escritora.

Soy una escritora desde antes de saberlo. Soy una escritora desde el primer cuento que conté. Soy escritora desde los 3 años.

No lo sabía porque no estaba en un papel. Si escribir es poner en un papel entonces soy escritora desde los 12 años. Entonces debería agradecerle a una mujer insoportable a quien todos odiábamos por hacer que escriba una historia de terror para Halloween. Una historia ya escrita en mi cabeza. Un diario de una chica secuestrada y maltratada que había muerto. Ojalá pudiera encontrarlo.  Que ridículo! Pensar que Carolina me había hecho una escritora! Yo Soy una escritora desde que pude pensar.

Soy una escritora porque uno ideas escritas, habladas o en mi mente. Porque esas ideas tienen un sentido o no. Porque esas ideas significan algo, para alguien o para mí. Soy escritora antes que todo. Soy escritora porque mi cabeza funciona. Yo soy escritora al igual que todo quien quiera serlo. 

We make Tumblr themes